Envíos a España península y Baleares
Devolución gratis 30 días
Envíos gratuitos en pedidos de más de 100€
volver a TWexperience
Chaqueta de montaña Trangoworld que protege a Aberto Urtasun

How To

Cómo vestirse en montaña

Si siempre dudaste de cómo hacerlo, te damos consejos básicos sobre cómo vestirse para cualquier actividad en la montaña.

29 / 04 / 2019

¿Qué ropa debo usar para hacer trekking, senderismo u otra actividad de montaña? Te ayudamos a entender algunos conceptos básicos. La elección de nuestra vestimenta tiene como fin mantener seco nuestro cuerpo en todo momento evitando que la sudoración permanezca al lado de nuestro cuerpo y que la lluvia nos cale. Deberemos también combatir el frío de las bajas temperaturas con prendas térmicas.

Aquí entra el concepto de vestirse por capas con el que combinaremos diferentes tipos de prendas para proteger nuestro cuerpo por un lado de las inclemencias meteorológicas y por otro de nuestro propio sudor, para crear un pequeño microclima óptimo adecuado a cada momento.

Primera capa

Es la capa de ropa que se encuentra en contacto directo con la piel. Estas prendas interiores (camisetas, pullovers, pantalones) están fabricadas con materiales muy transpirables que no absorben la humedad, compuestos por fibras sintéticas (poliéster o poliamida elásticas, Primaloft® Infinity), naturales como la lana o mixtas (Polartec® Power Wool® o Primaloft® Silver Performance Merino Wool) que alejan el sudor de la piel evitando la sensación de humedad e impidiendo que el cuerpo se enfríe.

Además, algunas de estas prendas incorporan el tratamiento antiolor Polygiene® que inhibe el crecimiento de las bacterias que provocan el desarrollo de los olores en los tejidos.

Asimismo, estas prendas pueden tener distintos grosores que elegiremos según si somos más o menos frioleros y aguantamos mejor el frío, según la temperatura a la que vayamos a realizar la actividad, si finalmente el tipo de actividad que vayamos a realizar, si esta es más estática o dinámica o requiere más o menos esfuerzo.

Estas prendas deben de llevarse lo más ajustadas posibles al cuerpo y por lo tanto es recomendable que tengan las mínimas costuras posibles para evitar rozaduras.

También hay que tener en cuenta que las parte superior del cuerpo y la parte inferior del mismo tienen diferente tolerancia a las bajas temperaturas; siendo las piernas bastante más tolerantes. Es fundamental evitar a toda costa utilizar ropa interior de algodón ya que esta retiene humedad y sudor.

Segunda capa

La función de esta segunda capa (sudaderas, pullovers, chaquetas o chalecos) es protegernos térmicamente reteniendo el calor que genera el cuerpo acumulando entre sus fibras la mayor cantidad de aire a la temperatura generada por el calor corporal.

En cuanto a los tipos de materiales sintéticos, las opciones son muchas y variadas destacando Polartec® y Primalof® con su gran variedad de tejidos.

Dentro de Polartec®, para esta segunda capa, podremos elegir entre los tejidos Fleece, High Loft®, Power Grid®, Power Dry®, Thermal Pro® y el relleno ALPHA®. Primaloft ofrece también una amplia variedad de materiales y rellenos sintéticos como el Performance Fabric Energy, Gold Insulation, Thermoplume® con Cross Core™ Technology, etc.

En el caso de los rellenos de las chaquetas, son materiales aislantes que aun estando mojados consiguen mantener intactas su propiedades. Como relleno natural, la pluma es la que ofrece mayor capacidad térmica pero en condiciones húmedas ve reducidas estas propiedades.

Tercera capa

La función de esta tercera capa es protegernos de la humedad exterior y del viento. Chaquetas, cortavientos y parkas, por ejemplo, deberán mantenernos secos en caso de lluvia y nieve (impermeabilidad) y protegernos del viento sobre todo a bajas temperaturas (cortavientos).

La impermeabilidad la proporcionan tejidos y materiales como el Gore-Tex o el Inner Plus; y la capacidad cortavientos el Gore Infinium o el Windplus.

En ambos casos son membranas que van unidas de forma permanente al tejido exterior y en el caso de las prendas impermeables, las costuras entre los paneles de tejido deberán estar termoselladas para evitar que el agua se “cuele” entre ellas; y las todas las cremalleras de la prenda ser impermeables.

También ha de ser lo más transpirable posible, ya que debe evacuar al exterior ese sudor que puede acabar empapando la ropa y provocar que el cuerpo no caliente los tejidos de la primera y segunda capa.

Además esta capa debe de ser resistente a las rozaduras de la mochila y otro material que llevemos; y a los desgarros por el roce con rocas, árboles, etc.

Breves consideraciones finales

El uso de las tres capas y su uso combinado estará condicionado tanto a las condiciones climáticas que encontremos como al tipo de actividad a realizar. Hay que tener en cuenta que en la montaña y si la actividad se alarga más de lo previsto, las condiciones climatológicas pueden variar repentinamente y un día de sol puede convertirse en una tormenta.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.