Envíos a España península y Baleares
Devolución gratis 30 días
Envío gratuíto para pedidos superiores a 100€.
volver a TWexperience
Relatos 5 ganadores del Concurso TW86

MARCA

Los otros cinco de los ganadores del concurso TW86 comparten también con nosotros sus vivencias y recuerdos con las viejas prendas “Trango”.

Con el concurso TW86 quisimos salir a buscarlas, para hacerlas eternas. Preguntamos nuestros seguidores y amigos si han tenido y disfrutado de una prenda como las han dado origen a la colección TW86 y que recuerdos tienen con ellas.

11 / 06 / 2020

Compartimos aquí las vivencias y recuerdos de Jose María, Ramón, Lluis, Manuel y Sergio, los otros cinco de los ganadores del concurso TW86, con sus primeras chaquetas y pantalones “Trango”.

Jose Maria (Valencia)

Antes de que naciera este chaval que hace el “selfie”, su padre ya disfrutaba de su chaqueta favorita en la Escuela Española de Alta Montaña de Benasque. Desde entonces me ha acompañado cada vez que se juntan mis dos grandes pasiones, familia y montaña. Siempre juntos más de 20 años y los que me quedan a mí y a mi chaqueta preferida. No sé si sería capaz de cambiarla en caso de ganar el concurso. Lo podría considerar quitarme una segunda piel, forma parte de mi vida. Si os fijáis en la foto llevo una mochila. Se trata de una Artiach Stone 29. Junto a la chaqueta, mi tándem perfecto.

Ramón (L'Hospitalet de Llobregat)

En el año 2000 fui con un amigo a Ladakh a caminar por las montañas, al cuarto día de caminar por nuestra cuenta y tras descender de un paso a 5.300m me caí por una pared de 8 metros y me rompí el calcáneo y dos vértebras. Horas más tarde me llevaron en un caballo enano a una casa de pastores ladakhis en el valle de Markha a 4000 metros. Mi compañero salió a pedir rescate andando ya que no existía ninguna comunicación. Yo me quedé tumbado en el suelo durante cinco días con sus noches con el forro “Trango” puesto, con dos vértebras y un pie roto. Fui rescatado al final del quinto día por un helicóptero privado, ya que el ejército se negó dado el riesgo de los pasos por encima de 5.000 metros (habían tenido un accidente fatal hacía unas semanas). El helicóptero costó 3.500.000 de pesetas.

Lluis (Mallorca)

Este es mi equipo Trango y debe tener cerca de 20 años. Hasta el día de hoy se ha mantenido en primera línea de uso. Su actividad más intensa la vivió a principios de los años 2000 con un viaje a la cordillera blanca en Perú. Siguieron múltiples salidas estivales a los Alpes y Pirineos. A día de hoy la actividad se ha ralentizado, la familia no perdona. Pero aún sigo pensando que es la mejor chaqueta que he tenido y veo difícil superarla. Sólo cabe felicitaros por la calidad y el diseño de vuestros productos.

Manuel (Sevilla)

Aquel año ya dejaron de mofarse de mi pasión amigos y familiares. Un sevillano de a pie se escapaba constantemente de los eventos más emblemáticos de su ciudad para ir a subir cimas, explorar montañas… esto suponía para un joven dar muchas explicaciones ante la ignorancia que le rodeaba. Fue en 1998 cuando decidí dar un paso más y plantearme un objetivo mayor: Alpes. Ya no me valían las botas y chaquetones de cacería que hasta ahora había conseguido. Tenía una marca en la cabeza, que emanaba de tanto que había leído en la revista Desnivel: Artiach (y no eran precisamente las galletas que comían mis amigos). Aproveché una escapada a Pirineos para asesorarme con los mejores comerciales que conocía entonces: los dependientes de la tienda Barrabés. Ya sabía algo de fibras y membranas, pero fueron ellos los que terminaron de aclarar mis dudas: mi chaqueta sería “Trango”. Sólo así, bien equipado, me entusiasmé en abordar nuevos retos. 30 años después echo la vista atrás y veo que el muchacho que miraba con inquietud las cimas que a lo lejos se perfilan por las carreteras, ha evolucionado en paralelo con lo que hoy es Trangoworld. Supongo por el camino muchas trabas, esfuerzos e incluso desdén por la dureza de emprender. Tanto en la montaña, como en el terreno profesional, cuando te equipas bien, todo termina compensando. ¡Gracias por abrigarme en mis aventuras más duras, por darme alas para volar hasta las cimas!

Sergio (Zaragoza)

Al probármela supe que la chaqueta RAGA sería una de esas prendas que llevas hasta la saciedad, 13 años a fecha de hoy. Cualquier marcha comenzaba al amanecer con la prenda pegada al cuerpo. Si el día amenaza lluvia o “ciercea” es la prenda perfecta por su cuello alto, impermeabilidad y cortavientos. Hay muchas historias de Pirineo en mi chaqueta: Collarada, Ordesa, Gavarnie, Estanes, Ip... pero hay otras historias urbanas por turismo y trabajo. Una chaqueta que ha envejecido conmigo mientras la vida pasa y la familia crece. Por eso creo que mi foto favorita con esta prenda es de 2012, en la montaña con lo que más quiero.

Descubre aquí la colección TW86.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.